18.10.07

Invocacion

Mixta (50 por 70 cm) 2006-2007
Este es un trabajo grande para los tamaños que acostumbro y para el detalle que quería. Ardua tarea realizada en los ratos libres de trabajos por encargo, y casi sin planificacion previa. Me llena de satisfaccion y de horror al mismo tiempo, presentarles este aquelarre, en donde el fin esta cerca y los culpables se regocijan. Dios y los Santos nos guarden de estos seres de la Noche.

8 comments:

.DoMiN. said...

Muy bueno! La verdad te felicito! sos un dibujante excelente!
Saludos!

Charol said...

En estos dìas vi una calco en un bondi de "Caras y Caretas" supuse q era una ilustracion tuya...

Muchos besos nene!!!

Los vemo`el 4!!!

Jeju said...

Yo que creo que te conozco bastante y ya te dije que sos un groso mal, debo agregar que tenés el cerebro bastante podrido. Negalo.

Besos.. y los mismo que Charol, nos vemos!!

Giovanni Pasini said...

simply awesome!
great work Santiago!

Bloody Kisses said...

Sólo puedo decir: excelente!!
Encontré "Invocación" en el Palais de Glace la Noche de los museos y no podía creer lo groso del trabajo... además me encanta el estilo y el tema! Recorriendo tu blog también encontré que manejás técnicas bastante variadas, y todas maravillosamente!
Sinceramente, te felicito, además porque estudio Artes Visuales y sé lo difícil que es encontrar un estilo propio, y lograr dominar diferentes técnicas... (y sos muy joven! Lo que tenés por recorrer! Me pintó el viejazo XD)
Ahora sí, te dejo, aunque sigo recorriendo tus páginas!

Anonymous said...

Ecos de desesperada agonía rebosan tras cada palabra punzante, de aquellas que vierte tu boca en tan sincera apatía. Tú, sujeto impasible, dejado, olvidado… ruego al maestro de las mil noches que derrame su fuego infernal sobre mi vientre contraído de placer al saberlo suyo, y me haga olvidarte, odiarte, asesinarte… cruelmente, pero sin rencores, no? Las paces? Tu sangre a cambio de mi alma! Imbécil indolente, cual suplica del rico, cual harapo revestido en diamante… te de condeno a ser la sombra que habita en los rincones de mis mas oscuras noches. Teme, pues yo sirvo a la mano negra, yo me postro ante el sur de la cruz, yo rebozo de vino amargo y guardo en secreto, celosamente, las caricias de las manos frías como el hueso y negras como la abismal mirada de quien mismo las ejecuta, en mi cuerpo blanco, cobertor de la mas negra alma, concubina de satanás.

Santiago CARUSO said...

Gracias por el poema. Poderoso.
Lo posteé en Facebook, quien quiera que seas.

S

Anonymous said...

Danke´ ...Caruso

EMS